CRUZ ROJA ECUATORIANA CELEBRA 110 AÑOS DE SERVICIO A LA COMUNIDAD

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

(Quito D.M., 06 de mayo del 2020.-) El 8 de mayo se celebra el Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en conmemoración del natalicio de Henry Dunant, fundador del Movimiento.

Este año, Cruz Roja Ecuatoriana celebra 110 años de servicio a la comunidad y trabajo constante, con el fin de prevenir y aliviar el sufrimiento humano.

El propósito de esta fecha es reconocer y agradecer el trabajo de los más de 15,5 millones de voluntarios alrededor del mundo que junto a paramédicos, enfermeros, y médicos a nivel mundial trabajan incansablemente en 192 países en los cinco continentes.

Desde 1910, la Institución cuenta con un equipo de más de 7.500 voluntarios y voluntarias a nivel nacional, quienes en diferentes líneas de acción trabajan atendiendo las necesidades de las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

Entre las líneas de acción en las que trabaja la institución podemos destacar: Cuidado Ambiental; Apoyo Psicosocial; Gestión de Riesgos; Salud en Emergencias; Cultura de Paz; Donación Voluntaria de Sangre; Medios de Vida; Restablecimiento del Contacto entre Familiares; Sexualidad; Doctrina y Derecho Internacional Humanitario; Búsqueda y Rescate; Atención Prehospitalaria; entre otros.

En este tiempo de mucho sufrimiento y dolor para cientos de familias ecuatorianas y personas alrededor del mundo a causa de la pandemia provocada por el COVID-19, Cruz Roja Ecuatoriana recibe estos 110 años de vida institucional más comprometida con la sociedad, manteniendo sus actividades y salvaguardando la salud y la vida de las personas, así como la seguridad de sus voluntarios y personal humanitario que se encuentran ofreciendo apoyo y colaboración a quienes más lo necesitan.

Durante la emergencia sanitaria, la Institución ha intensificado su labor con varias actividades a lo largo de todo el país: dotación de agua; teleasistencia médica y psicológica gratuita; jornadas de fumigación en varias provincias del país; entrega de ayuda humanitaria en albergues y centros de acogida para personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad; campañas de donación de sangre a domicilio (DVS) en todo el país; dotación de sangre segura a nivel nacional, despliegue de su Unidad Médica de Emergencias (UME) en Guayaquil, entre otros.

Cruz Roja Ecuatoriana forma parte del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), el cual es considerado como la red humanitaria más grande del mundo. El enfoque de la Institución se adapta al modelo universal y se rige en todo momento por los principios fundamentales de humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.

Para mayor información comuníquese con:

Carolina Hernández

Analista de Comunicación

Cruz Roja Ecuatoriana – Sede Central

Antonio Elizalde E4-31 y Av. Gran Colombia

Telf.: +593 2 2582 482 ext. 244

Móvil: +593 987001672

http://www.cruzroja.org.ec/
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

El 31 de diciembre de 2019, el Gobierno de China informó de un grupo de casos de neumonía de causa desconocida en Wuhan, provincia de Hubei. Finalmente, se identificó un nuevo coronavirus que ha sido nombrado COVID-19.

El 30 de enero, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el brote de COVID-19 era una emergencia de salud pública de interés internacional. Y el 11 de marzo, la OMS declaró el brote de COVID-19 como una pandemia

El 31 de diciembre de 2019, el Gobierno de China informó de un grupo de casos de neumonía de causa desconocida en Wuhan, provincia de Hubei. Finalmente, se identificó un nuevo coronavirus que ha sido nombrado COVID-19.

El 30 de enero, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el brote de COVID-19 era una emergencia de salud pública de interés internacional. Y el 11 de marzo, la OMS declaró el brote de COVID-19 como una pandemia